Sendero de Santa Cueva - Castillo de Monda | Hotel y Restaurante

El Sendero de

Cueva Santa

Costa del Sol
Castillo de Monda - Relajarse en Historía

Caminata por el Sendero de la Cueva Santa

Esta es una ruta que se puede hacer fácilmente en una mañana.

Al principio la ruta es plana e incluso baja un poco, pero luego el camino hacia la Cueva Santa tiene una fuerte pendiente y puede ser un poco largo porque hay pocos árboles, por lo que hay menos sombra, pero le da más visibilidad al recorrido. entretenimiento.

No se recomienda hacer esta ruta en verano dadas las altas temperaturas y la falta de sombra, pero el resto de temporadas el paseo es especialmente bonito y gratificante ya que el paisaje es más verde y vivo.

Iniciamos esta ruta en la Plaza de la Constitución (1) y desde allí tomamos varias calles que nos conducen a los pies del castillo (2) donde hay un panel que habla de los recorridos y de la zona.

Desde allí tomamos la antigua acera de la carretera de Istán (3), que nos llevará por un recorrido muy variado que ofrece subidas, llanuras y descensos hasta el «Río Seco».

La diversidad de este tramo es alta ya que atraviesa campos donde predominan el secano con olivos y algunos almendros.

Antes de iniciar el descenso al arroyo, es necesario hacer una parada (4) para observar el paisaje que se abre ante nuestros ojos: frente a nosotros se levanta la Sierra Blanca, estamos frente a la Canucha, y a la derecha se pueden ver las zonas de Moratán y Gaimón, con Sierra Real (Istán) al fondo y junto a ella, un poco más arriba, la Sierra de las Nieves con el pico Torrecilla (Tolox).

El descenso se realiza por un antiguo camino que conserva parte del pavimento (5)

Este camino unió a nuestra población con la vecina Istán en la antigüedad.

Continuamos hasta llegar al Río Seco, un delgado cauce que es hogar de diferentes especies que se adaptan a condiciones hidrológicas más generosas.

Aunque no lleva agua durante la mayor parte del año (de ahí el nombre «Río Seco») podremos ver juncos, adelfas y zarzas.

La ruta continúa ascendiendo (6) por el macizo de Sierra Blanca, donde se ubica Canucha y Cueva Santa.

Aquí se encuentra una antigua cantera de piedra caliza que fue cerrada hace años, por eso presenta un aspecto algo desnudo.

En el interior de estos foros de piedra caliza, gracias a su naturaleza geológica, se produce el fenómeno de la formación de cuevas.

La roca caliza genera un relieve especial llamado relieve kárstico que se produce debido a la erosión del agua en la piedra caliza.

La erosión deja, en superficie, formas de relieve muy características, pero también en el interior de las montañas calizas, como cuevas, abrigos o simas.

Finalmente llegaremos a la Cueva Santa (7), que además de ser una pequeña maravilla de la naturaleza, ha sido importante para el género humano por su posible ocupación por hombres prehistóricos, pero también por haber sido el lugar elegido por los cabreros para refugiarse. su ganado durante cientos de años.

También sirvió como escondite de algunos fugitivos en el pasado.

Se ruega a los visitantes que no toquen las estalagmitas o estalagtitas (las formaciones rocosas), ni que pasen las manos por los espeleotemas, ya que pueden producirse daños en el proceso de crecimiento, que pueden tardar cientos de miles de años.

Sobre la cueva hay un paraje (8) al borde de un barranco desde donde se puede disfrutar de excelentes vistas panorámicas tanto hacia la costa como hacia el interior, marcadas por montañas y cerros.